Es la salud un derecho fundamental en la República Dominicana?

0
762

Santo Domingo, RD.- La fuerte crisis que golpea a los centros de salud del Estado sigue generando malestar en los usuarios, en su gran mayoría de clase baja que a diario se ven forzados a acudir a los hospitales públicos.
Una vez en los centros asistenciales, comienza un verdadero calvario. La escasez de materiales e insumos, la falta de equipos de laboratorios, y las deficiencias en los que hay, se suman a las pésimas condiciones en hospitales, que se convierten, entonces, es punta de lanza que -en no pocas ocasiones, ponen en riesgo la vida de pacientes. Los casos se conocen a diario.
Ante esta realidad, surgen las criticas, entre ellas que en los centros de salud del Estado en vez de los pacientes recibir asistencia, lo que sienten es más preocupación por sus dolencias y quebrantos.
Debido a esto, expertos de la salud han alertado en reiteradas ocasiones de que los principales hospitales públicos debieran ser declarados en emergencia.
Recientemente el Poder Ejecutivo instruyó que se intervinieran 54 hospitales públicos, lo que -a pesar de las buenas intenciones del Gobierno, creó un desequilibrio para la masa pobre que por falta de recursos está destinada a utilizar estos servicios.
Esta decisión del gobierno generó una sobre demanda en el resto de centros asistenciales, que se vieron desbordados por la cantidad de pacientes que anteriormente acudían los hospitales sometidos a rehabilitación y reconstrucción de sus instalaciones.
Debido a esta situación ha salido a relucir un problema que tal vez muchos pasaban por alto.
Los pacientes denuncian que en los centros que se encuentran operando en la actualidad la asistencia es muy costosa, algo que ponen en cuestión el sistema de salud estatal ya que debería ser subsidiado en su totalidad por el gobierno.
La constitución de la República establece en su articulo 60 que “Toda persona tiene derecho a la seguridad social. El Estado estimulará el desarrollo progresivo de la seguridad social para asegurar el acceso universal a una adecuada protección en la enfermedad, discapacidad, desocupación y la vejez”.
Pero lo establecido por la carta magna, al parecer es desconocido por quienes dirigen estos hospitales que están bajo la tutela del Ministerio de Salud Pública, o quizás por el propio Poder Ejecutivo, porque una de las principales denuncias de los usuarios de los centros sanitarios es que pese a estar afiliados al Seguro Nacional de Salud, en el régimen subsidiado, osea, el que paga el gobierno, tienen que disponer de sumas considerables de dinero -para sus bolsillos- para costear su salud.
Pero eso no es todo, la misma Constitución establece en el articulo 61 numeral dos que “El Estado garantizará, mediante legislaciones y políticas públicas, el ejercicio de los derechos económicos y sociales de la población de menores ingresos y, en consecuencia, prestará su protección y asistencia a los grupos y sectores vulnerables; combatirá los vicios sociales con las medidas adecuadas y con el auxilio de las convenciones y las organizaciones internacionales”.
Paradójicamente si comparamos lo que establece la Carta Sustantiva en esos artículos como parte de los derechos fundamentales, se podría decir que esas practicas, consideradas por los usuarios como un abuso, es una franca violación al texto supremo de la nación.
Es de entender que los RD$ 62,527.6 millones que se le asigna a la salud pública, a través del Proyecto de Ley de Presupuesto General del Estado 2016, es poco para remediar los males que tanto afectan a ese sector.
Un punto que se debiera tomar en cuenta es que la Salud Pública NO solo se trata de atención primaria en los hospitales y demás centros asistenciales, hay otros puntos que también deben ser ponderados, como es el caso de las jornadas de prevención y erradicación de virus, plagas o enfermedades.
Esto queda debidamente descrito en el numeral uno del articulo 61 de la constitución: “El Estado debe velar por la protección de la salud de todas las personas, el acceso al agua potable, el mejoramiento de la alimentación, de los servicios sanitarios, las condiciones higiénicas, el saneamiento ambiental, así como procurar los medios para la prevención y tratamiento de todas las enfermedades, asegurando el acceso a medicamentos de calidad y dando asistencia médica y hospitalaria gratuita a quienes la requieran”
El estado invierte millones de pesos tratando de controlar fuertes virus como Dengue, Malaria, Chikungunya, Zika (este genera otros males como microcefalia y Guillan Barre, que ha causado al menos seis muertes en lo que va de año y otros 100 casos confirmados), leptospirosis, cólera y muchas enfermedades más.
Hay quienes consideran que el gobierno ha dado más importancia a la educación que a la salud, el 4% es una muestra de ello.
El Ministerio de Educación recibió este año una partida presupuestaria de RD$ 129,873.7 millones, más del doble de lo asignado al sector salud.
El derecho a la Salud, al tratarse de un derecho fundamental, debe ser valorado con igual o mayor importancia que la educación, es por esto que grupos han mantenido luchas en procura de que se le asigne el 5% del Producto Interno Bruto, que corresponde por ley, al sector Salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here