Las adversidades de una sequía provocada

0
198

Desde el año 2013 el país enfrenta la peor sequía del siglo, golpeando con rudeza sectores de suma sensibilidad dentro de los distintos esquejes de la sociedad.

Las inclemencias del verano más largo de la historia de la República Dominicana, si así se le puede llamar a estos años de intenso calor y aridez, se han sentido con vigor en las bajas esferas, hablo del campo y los barrios con menos probabilidades de subsistencia.

Miles de tareas con recursos valiosos se han perdido en los campos agrarios de las zonas más prosperas del país, y todo por la colosal escasez de agua que genera la sequía que ya es típica en todas las épocas.

En los barrios se vive algo similar, los quehaceres del hogar se complican para las familias humildes que habitan los poblados de Quisqueya.

Lo que lleva a muchos a preguntarse ¿A caso esto NO se veía venir?

Desde marzo de cada año hay una queja generalizada “NO hay agua”, claro, este 2015 la crisis ha sido más solida debido al avance del infrenable cambio climatico.

Justo cuando solo queda alrededor de un mes de reserva del agua potable que suple a la capital, el director de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), Alejandro Montás, acude al Palacio Nacional y allí presentó su plan de contingencia con el que busca auxiliar la ciudad.

Por eso la pregunta ¿A caso esto NO se veía venir?

No hay que ser sabio para entender que el gobierno, representado por el director de la CAASD, en este caso, debió hacer efectiva esa jugada, antes de que se llegara al limite más critico de sequía. Esto me lleva a pensar que hay intereses ocultos que estimulan para que el problema de escasez se agudice.

Si se tiene en cuenta las formidables fuentes de agua que emanan de las cordilleras y sierras de este lado de la isla Santo Domingo, entonces el punto tendría más fundamento.

Esos recursos se supone que deben estar resguardados por los muros de las más de 30 presas y embalses de almacenaje para agua potable y riego, pero las condiciones de esas estructuras impiden su funcionamiento a máxima capacidad.

En múltiples casos se ha alertado sobre el deterioro de las presas y embalses. El sedimento ha reducido la capacidad de almacenamiento a niveles críticos, lo que se podría pensar, que se permite que esto pase con un fin especifico.

El poco mantenimiento de los canales de riego y de las redes de distribución de agua potable, es otra de las innumerables causas que genera la perdida diaria de millones de litros del agua que se almacena.

Estos puntos son de pleno conocimiento de las entidades gubernamentales que tienen la obligación de garantizar un eficaz suministro de agua, tanto potable como para los campos agropecuarios, los Institutos Nacional de Recursos Hidráulicos y Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INDRHI e INAPA), y los acueductos de cada provincia, en el caso del gran Santo Domingo, la CAASD. Sin embargo, se mantienen a la espera de la ordenes directas del presidente de la República, sin accionar sus roles de rectores estatales, enfrentando como se debe la problemática.

Y que decir del Ministerio de Medio Ambiente que ha sido permisivo con grandes empresarios, interesados solo en acumular fortunas, que vierten sus desechos tóxicos sin tratar a importantes ríos como Ozama, Isabela, Yaque del Norte, Higuamo, Haina y muchos otros que en la ultima década han visto su caudal morir de forma drástica junto a sus especies.

Altos depredadores de bosques que talan arboles en zonas de montaña para fines comerciales, madera preciosa, y en en casos paradójicos, carbón vegetal.

La población, quizás por desconocer el valor del agua, se aventuran a desperdiciar ese preciado recurso mineral por el que hoy el gobierno se ve forzado a tomar medidas drásticas para enfrentar su escasez.

Todos ellos son parte del cartel que accionan con cada paso la muerte de los acuíferos, y por consecuencia el calentamiento global que promueve el enemigo más aterrador al que se enfrenta el planeta, el cambio climático.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here