OPINION ¡¡Alerta Roja!! Fondos de Pensiones en grave peligro

0
416

EL PRÓXIMO ASALTO ES PARA PUNTA CATALINA

Enrique de León
Vocero, Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático, CNLCC.

Los editoriales de HOY y del DIARIO LIBRE, bajo el título el primero “Esos fondos son de los trabajadores”, y el segundo, “Hablen claro”, publicados en esta fecha, viernes, 30 de septiembre de 2016, alertan sobre la ilegalidad de tomar 25 mil millones de pesos de los fondos de pensión para invertirlos en un fondo fiduciario destinado a construcción y mantenimiento de vías públicas y del peligro que corren estos fondos por esa decisión.

El mayor peligro de esta decisión tomada por la comisión de evaluación de riesgos de la Superintendencia de Pensiones, es que le abre las puertas de par en par, a la utilización de estos recursos de los trabajadores dominicanos para financiar las plantas de carbón de Punta Catalina.

El Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático, CNLCC, en una investigación efectuada en el mes de junio de este año 2016, establece que si se tomaran de los Fondos de Pensión los US$600 millones de dólares que financiaría el Banco Nacional de Desenvolvimiento Económico y Social de Brasil (BNDES) que finalmente no pudieron ser desembolsado por estar Odebrecht y este préstamo bajo investigación de la justicia de Brasil, representarían el 6.94% del total del patrimonio de estos fondos y 15,331 pensiones de por vida de igual cantidad de trabajadores.

Igualmente este estudio calculó que si se tomaran de los fondos de pensión los US$1,200 millones de dólares que totalizan todo el financiamiento internacional contratado para la construcción de Punta Catalina, el de BNDES más el préstamos de un pool de bancos europeos, que tampoco ha sido posible desembolsar, esta suma representaría el 13.90% del total del patrimonio de los Fondos de Pensión y 30,662 pensiones de por vida de igual cantidad de trabajadores.

El primer vicepresidente de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Rubén Jiménez Bichara, ante las denuncias provenientes de medios de comunicación y del CNLCC, no cerró la posibilidad de que los fondos de pensión pudieran ser utilizados para financiar la construcción de las plantas de carbón de Punta Catalina, tal como han sido empleados los ahorros de la factura petrolera en este proyecto.

La opinión pública y autorizados analistas económicos, como lo demuestran estos dos editoriales de HOY y del DIARIO LIBRE, reconocen que el enorme déficit presupuestario que resultó de la utilización de los recursos del Estado para la reelección del Presidente Danilo Medina, así como la carencia de financiamiento internacional de Punta Catalina, están presionando para que el gobierno recurra a los fondos de pensión, aún cuando la utilización de estos recursos sea contrario a la ley y amenace la futura pensión de miles de trabajadores.

Desde hace tres meses el CNLCC alertó a la dirección sindical del país de esta amenaza y le entregó formalmente el estudio que realizó sobre el nefasto impacto que tendría sobre los fondos de pensión de los trabajadores si se sacan de ahí estos recursos para financiar a Punta Catalina.

En la ocasión de la entrega de este estudio a la dirigencia sindical, el CNLCC la emplazó a pronunciarse en contra del empleo de los fondos de pensión para Punta Catalina y vetar esta decisión en el Consejo Nacional de Seguridad Social, en la que posee por ley este poder.

La dirección sindical de la República Dominicana, ni se ha pronunciado públicamente sobre el tema ni ha expresado su veto en el Consejo Nacional de la Seguridad Social sobre la utilización de estos recursos de los fondos de pensión.

El ilegal embiste en contra de los fondos de pensión que representan los RD$25 mil millones de pesos tomados de este fondo que de manera tan enérgica censuran HOY y Diario Libre, es la ocasión para que se oponga con toda su fuerza a este saqueo de los bienes de los trabajadores o de lo contrario, demostraría su complicidad con el gobierno.

Viernes, 30 de septiembre del 2016,
Santo Domingo, D.N.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here