Análisis de Tony and Clyde

Una de las grandes aportaciones que nos permite disfrutar de la industria indie es la de poder jugar en la actualidad géneros de videojuegos claramente inspirados en otra época de la industria o que muchas veces las grandes productoras los tienen guardados en el cajón del olvido, como es el caso de los Twin Stick Shooters, o lo que es igual, Shooters que generalmente tienen una vista casi cenital donde controlamos con un stick al personaje y con el otro apuntamos a todo lo que queramos matar.

Y es que prácticamente las últimas iteraciones sobre este género por parte de grandes desarrolladoras nos dejaron juegos como Halo Spartan Assault o Resogun y el resto ha caído en manos de la escena indie que nos ha regalado joyas como The Binding of Isaac, Hotline Miami o el reciente The Ascent.

Hoy os traemos el análisis de Tony and Clyde, un Twin Stick Shooter protagonizado por una peculiar pareja que propone dejar un reguero de sangre y casquillos de balas en nuestras pantallas, el juego viene de la mano de DCF Studios.

Análisis de Tony and Clyde – Xbox One

Recarga Tu Arma, Muchacho

La historia de Tony and Clyde nos presenta a una peculiar pareja que podría ser perfectamente los hijos de Vincent Vega y Jules Winnfield de la película Pulp Fiction o de Kane y Lynch del videojuego homónimo Kane and Lynch. Y es que Tony y Clyde son una amalgama de sicario y justiciero que intentan hacer lo correcto dentro de sus posibilidades.

Todo comienza con una conversación normal en un bar de moteros una noche cualquiera pero poco a poco vemos que las casualidades no son tan casuales, observando que no todo es lo que parece, en ocasiones las cosas se nos escapan de las manos y se acaban complicando.

Esto da lugar a una historia amena, que entretiene y que se nos va desengranando poco a poco por medio de cinemáticas animadas que tienen un aspecto técnico bastante resultón.

Análisis de Tony and Clyde

Apunta Y Dispara

Si bien la historia de Tony and Clyde entretiene y hace amena la experiencia, no podemos decir lo mismo de la jugabilidad. Nos encontramos ante un juego con el que controlaremos directamente a nuestro personaje con el stick izquierdo, mientras que con el derecho apuntamos hacia donde vamos a disparar, con el botón superior derecho (RB) realizamos los disparos y con el gatillo derecho cambiamos de arma. Esto nos plantea un mapeado del mando un poco distinto a lo que estamos acostumbrados en los shooters y nos puede generar alguna que otra mala pasada.

Por otro lado, nuestro personaje podrá manejar dos armas a la vez, ambas con munición infinita y realizar acciones como rodar para esquivar los disparos. Es muy importante, y remarco el muy, dominar la acción de rodar, puesto que moriremos con un único disparo, al igual que nuestros enemigos.

Análisis de Tony and Clyde

Y es aquí donde Tony and Clyde muestra su talón de Aquiles, los tiroteos. Si bien juegos como Hotline Miami, nos traían tiroteos frenéticos y ajustados al milímetro, en le caso de Tony and Clyde no sucede lo mismo. El juego se siente artificialmente difícil, llegando a un punto en el que puede frustrar al jugador con la dificultad de la IA y el posicionamiento de los enemigos, puesto que van del punto A al punto B disparando a todo lo que se mueve y con un tiempo de reacción muy rápido.

Tal es el caso que acabe desarrollando una estrategia que consistía en atraerlos hacia una puerta y disparar en cuanto entrasen, pero ni aun así, muchas veces era muy difícil derrotarlos, puesto que te disparaban al instante. Esto sumado a que muchas veces los enemigos no se ven bien, a que te disparen desde ángulos ciegos, que se queden colgados en las esquinas y que cada muerte te haga empezar de cero, siempre y cuando no hayas llegado al punto de control del mapa, hace que se pierda el interés por el título con demasiada celeridad debido a la frustración.

Análisis de Tony and Clyde

El juego se desarrolla en 6 capítulos que nos llevaran por distintas zonas de la ciudad. Estos capítulos son, por desgracia, muy cortos y lo único que hace que duren más es la dificultad de los tiroteos, que os harán reiniciar el nivel o el punto de control muchas veces. Aún con todo eso, puede ser un título perfecto para cazalogros, puesto que consigues los 1000 puntos en unos pocos minutos.

Análisis de Tony and Clyde

Balas y Rock’n Roll

Visualmente, Tony and Clyde no entra por los ojos, los modelados de los personajes son muy simples, al igual que los entornos y la iluminación, que nos muestra un conjunto carente de la personalidad que las cinemáticas presentan, las cuales están muy bien realizadas.

En lo sonoro tampoco destaca, mostrándonos una banda sonora correcta, al igual que los efectos de los disparos y de las explosiones del entorno. Las voces del doblaje en inglés son bastante buenas, pero se pierde su fuerza y personalidad en el gameplay, el cual podemos disfrutar en castellano gracias a los subtítulos.

Análisis de Tony and Clyde

Conclusión

Tony and Clyde es el ejemplo de como una historia interesante, si se ejecuta de mala forma puede convertirse en una experiencia frustrante y poco atractiva a causa de errores en la IA con su excesiva precisión, la dificultad artificial o el diseño de los tiroteos.

source https://www.somosxbox.com/analisis-de-tony-and-clyde/916649

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *