Análisis de Life is Strange: True Colors - Wavelengths - Xbox Series X 10

Hace tan solo seis años que la saga Life is Strange dio comienzo desde el más absoluto anonimato. Fuera del panorama indie, nadie conocía el potencial de una aventura de ciencia ficción centrada en la narrativa y que abordaba temas complejos y de rabiosa actualidad entre la juventud. Ahora, poco más de un lustro después, la franquicia se ha convertido en un referente de las historias alternativas, repletas de puntos de vista distintos y ha recibido todo tipo de reconocimientos por ello. El pasado mes de septiembre la serie regresó con Life is Strange: True Colors de la mano de Deck Nine Games, una vez Dontnod Entertainment ha separado su camino del de Square Enix. Ahora llega la primera expansión de contenido del videojuego y nosotros ya la hemos jugado. Acompáñanos en nuestro análisis de Life is Strange: True Colors – Wavelengths para Xbox Series X.

Probando, probando

Análisis de Life is Strange: True Colors - Wavelengths - Xbox Series X 6

Wavelengths amplía la historia de Life is Strange: True Colors y lo hace de una forma muy similar a la del anterior y primer DLC que tuvo la saga: Farewell. En aquel contenido adicional de Before the Storm, Deck Nine nos llevó atrás en el tiempo para contarnos las últimas horas que pasaron juntas Max Caulfield y Chloe Price antes de que la primera se mudara con sus padres a Seattle, antes de su posterior regreso a Arcadia Bay. Wavelengths también nos sitúa temporalmente antes de los acontecimientos de True Colors y lo hace poniéndonos en la piel de Steph Gingrich, uno de los personajes principales del juego y posible interés romántico de Alex Chen.

Concretamente nos lleva al momento exacto en el que Steph se muda a Haven Springs, Colorado, tras convencerla Gabe para probar suerte como DJ de la radio local, así como gerente de la tienda de discos del pueblo. Eso es precisamente lo que hace Steph y ahí nos sitúa la historia, con una desubicada y perdida Steph que busca su identidad al tiempo que debe aprender a desenvolverse en un trabajo multitarea para el que no se siente preparada.

Locutora, DJ, pitonisa

Análisis de Life is Strange: True Colors - Wavelengths - Xbox Series X 7

En Wavelengths nos moveremos siempre por un espacio muy reducido: concretamente el que comprende la tienda de discos de Haven Springs, la cabina de radio y la trastienda. Este DLC de Life is Strange: True Colors nos pone en una situación distinta a la que la saga nos había acostumbrado. Lo habitual en Life is Strange es ir conociendo a personas, hablar con ellas y tomar decisiones que afectarán a nuestro futuro. Sin embargo, Wavelengths opta por una perspectiva más introspectiva. En su exitoso intento por darnos a conocer en profundidad a Steph (magníficamente interpretada una vez más por Katy Bentz) nos permite explorar su pasado, su presente amoroso y sus preocupaciones futuras a través de recuerdos que desbloqueamos al interactuar con ciertos elementos o al hablar con personas, ya sea a través de la app de citas que tenemos en nuestro móvil, el chat tipo WhatsApp o las conversaciones que mantenemos con los oyentes de nuestro programa radiofónico.

Pero más allá de explorar los recuerdos, ¿qué hace Steph en esta tienda? Lo cierto es que muchas cosas. Mientras estamos en la cabina de radio debemos ocuparnos de poner la música que prefiramos entre las opciones que se nos otorgan, hacer de pitonisa para los oyentes que buscan consejo sobre situaciones delicadas de sus vidas y leer adecuadamente los anuncios que nuestros patrocinadores nos han ofrecido. Fuera de la cabina, Steph tiene que organizar, decorar, reparar y limpiar la tienda de discos, cuya ambientación varía dependiendo de la estación del año en la que nos encontremos (la historia se sitúa en varias estaciones y va haciendo avanzar el tiempo). También hay lugar para tareas secundarias pero muy satisfactorias, como componer nuestra propia canción o participar en un juego de rol con nuestro amigo Mickey.

En resumen, Wavelengths pone a nuestra disposición todo tipo de entretenidas tareas que nunca se hacen repetitivas, que gozan del suficiente interés y variedad y que nos ayudan a amenizar el tiempo que Steph está dedicando a aclararse las ideas y pensar en cómo quiere que sea su futuro.

Entrevista a Katy Bentz y Mallory Littleton, actriz y diseñadora narrativa sénior de Life is Strange: True Colors

El pasado siempre vuelve

Análisis de Life is Strange: True Colors - Wavelengths - Xbox Series X 8

A nivel narrativo, Wavelengths hace una clara apuesta por la mencionada introspección. Gran parte de lo que se nos cuenta se hace a través de los pensamientos de Steph, sin necesidad de interactuar con otros personajes de carne y hueso. Es precisamente por ello que los antes mentados recuerdos tienen una importancia capital en el desarrollo de la historia. De hecho, para que te hagas una idea, el DLC nos pide que escojamos uno de los dos finales del primer Life is Strange antes de que la aventura dé comienzo. Y es que Steph también vivió los acontecimientos de Arcadia Bay, como bien nos hizo saber Before the Storm.

Sin embargo, Wavelengths profundiza enormemente en esta idea y lo hace de forma brillante, trayendo de vuelta en cierto modo la historia de Max y Chloe que enamoró a los fans pero sin caer en el clásico fan service tan difícil de evitar en muchas ocasiones. La obra de Deck Nine Games tiene buenas ideas y, en general, las ejecuta muy bien, con momentos para la emoción, pero también para la distensión o la profundización en la temática LGBT que siempre ha estado vinculada a Life is Strange pero que aquí alcanza una necesaria nueva cota de protagonismo. Sin entrar en el terreno de los spoilers, además, Wavelengths enlaza con acierto a True Colors, lo que dota a la aventura principal de más rejugabilidad si cabe.

Conclusión

Análisis de Life is Strange: True Colors - Wavelengths - Xbox Series X 9

Si eres un fan incondicional de Life is Strange, te gusta el personaje de Steph, disfrutas de las historias emocionales o todas a la vez, debes jugar a Wavelengths. Y es que lejos de ser solo un DLC que sirva para sumergirnos nuevamente en Haven Springs y conocer en profundidad a Steph Gingrich, este contenido poslanzamiento de Life is Strange: True Colors añade los suficientes elementos novedosos para que merezca la pena probarlo por lo que propone. Navegar por la app de citas y charlar con distintas personas, componer música, ayudar a nuestros oyentes o poner orden en nuestra vida son solo algunas de las actividades que podemos hacer en Wavelengths, una historia bien construida y con las dificultades añadidas del desarrollo en tiempo de pandemia.

source https://www.somosxbox.com/analisis-de-life-is-strange-true-colors-wavelengths-xbox-series-x/914899

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *