Análisis de Age of Empires IV 16

Cuando hablamos de juegos de estrategia, uno de los primeros nombres que se nos viene a la cabeza es sin duda alguna Age of Empires, uno de los pilares más sólidos del género. Y no es para menos, la saga originalmente de Ensemble Studios cuenta con numerosos títulos y expansiones a sus espaldas desde su debut en 1997 y, durante todos estos años, nos ha podido trasladar y hacernos revivir diferentes épocas  de la historia y que marcaron un antes y un después en el mundo en el que vivimos.

Desde la edad de piedra hasta más allá de la revolución industrial, cada entrega ha sido única y ha abarcado grandes acontecimientos y disputas, mientras que a su vez ha ido perdurando en el tiempo gracias al poder de la remasterización, con lo que las nuevas generaciones de jugadores ya no cuentan con ningún inconveniente para jugarlos.

Pero, ¿qué hay de Age of Empires IV? Como sabréis, World’s Edge -de Xbox Game Studios– es el nuevo desarrollador principal encargado de la saga desde que Phil Spencer así lo anunció en 2019 y, junto a los veteranos de estrategia en tiempo real de Relic Entertainment, han trabajado duro para seguir la saga tal y como se merece. En cuanto al juego en si, su primer anuncio fue nada más y nada menos que en 2017. Ha llovido mucho desde entonces y ‘superar’ una entrega como ha sido Age of Empires II -el título más jugado de la saga- no será tarea fácil, aunque según sus creadores, justamente ese es su propósito pues, con ayuda de parte de la comunidad de fans, han ido moldeando el juego de una manera que consiga innovar pero sin perder su verdadera esencia, convirtiéndose en otra entrega inolvidable. ¿Lo conseguirá?

Análisis de Age of Empires IV 10

De vuelta a la Edad Media

Arrancamos volviendo al principio: la Edad Media, época ya vista en la saga y decisión que ha creado controversia, pues muchos fans esperaban que la historia siguiera su cauce como pasó en los anteriores, siendo Age of Empires el que abarcaba la Edad de piedra hasta la Edad del hierro, Age of Empires II la Edad Media hasta el Renacimiento y Age of Empires III del Renacimiento a la Era industrial. Sería lo ‘lógico’ entrar en la edad contemporánea pero de momento ese no es aún el destino de la saga y la verdad, ni falta que hace. Desde el primer momento Age of Empires IV da la sensación de ser un nuevo renacer actualizado de la franquicia y tomar una de las épocas preferidas de los jugadores es una muy buena manera de empezar pero vayamos a lo que nos concierne:

500 años desde la Edad oscura hasta principios del Renacimiento son muchos años, con lo que se pudieron vivir múltiples y grandes acontecimientos marcados en la historia del mundo, algunos ya bastante contados como la historia de Juana de Arco o Genghis Khan y otros no tan abarcados como las batallas de los normandos, los últimos rus e incluso piezas fundamentales de la Guerra de los 100 años nunca antes vistas. De esto quiere encargarse la cuarta entrega de Age of Empires, de hacernos revivir famosos hechos históricos pero sin dejar de lado otros muy importantes también que sucedieron en la misma cronología. Un festín para los amantes de la historia.Análisis de Age of Empires IV 11La cosa promete. El juego cuenta con grandes herramientas para que el jugador no solo pueda desentrañar cada dato de la época, conocer a personajes célebres y meterse de lleno en ella, si no que gracias a las narraciones, las cinemáticas y los vídeos explicativos en imagen real centrados en la construcción, el armamento y la cultura en general, se nos ofrece una experiencia narrativa muy completa -de las que más dentro del género- y que poco más se le puede pedir.

Así se ve Age of Empires IV en PC

Mejorando con los años

En lo jugable ha mejorado mucho, ha aprendido de lo mejor que ha traído las remasterizaciones de Age of Empires II y sus respectivas expansiones como su resolución 4k, sus gráficos mejorados, su interfaz mucho más fluida y útil y por supuesto su accesibilidad. Esto se disfruta a la perfección con sus diferentes formas de juego como son el modo Campaña de un jugador, el modo escaramuza y el modo online y, pese a que este último de normal es el más jugado, hay que decir que vale mucho la pena -como ya hemos recalcado antes- su trabajado modo campaña por lo que no está de más darle una oportunidad.Análisis de Age of Empires IV 12En esta ocasión, podemos conocer y tomar el papel de hasta 8 civilizaciones: los ingleses, los franceses, los chinos, el sultanato de Delhi, el califato albasí, los mongoles, la Rus y el Sacro Imperio Romano Germánico, protagonistas de hasta 4 campañas únicas con 35 misiones de por medio y, además, con 4 dificultades: Modo Historia, Fácil, Intermedio y Difícil, perfecto para que cualquier jugador pueda disfrutar del título independientemente de su experiencia con el género pues, ya sea todo un veterano en Age of Empires o sea totalmente ajeno la saga, Age of Empires IV cuenta con diferentes ayudas y tutoriales para no dejar a nadie por el camino, un punto muy a favor.

Las historias se desarrollan y se conectan entre ellas muy bien, consiguen que nos sintamos los verdaderos protagonistas de todo lo acontecido y no un mero espectador, pero aquí sin duda el punto fuerte lo tiene su gran equilibrio construcción-batallas, tenemos nuestro momento de calma donde hacer prosperar nuestros campamentos, pero también de un momento a otro pasamos a la acción en arduas batallas con centenares de soldados. No escasea en ninguno de los aspectos -como ya era habitual-, aunque no hay que olvidar las batallas navales, otro plato estrella del juego.Análisis de Age of Empires IV 13Si pasamos a hablar de las escaramuzas o su modo online, la experiencia es muy enriquecedora también. Pese a que al final lo que cuenta es la estrategia utilizada por cada uno al igual que en una partida de ajedrez, el hecho de que cada civilización cuente con sus propias características tanto para lo bueno como para lo malo es algo que puede cambiar mucho las tornas en cada enfrentamiento, por lo que el truco está en aprender, adaptarse y explotar nuestros beneficios de civilización, así como utilizarlos en contra del enemigo.

Otro punto a destacar es la personalización de partida, cuenta con diferentes opciones en cuanto a la forma de jugar pero el editor de mapas es lo mejor: no solo podemos cambiar el número de jugadores, la forma del mapa o cómo aparecen los equipos, si no también podemos elegir el bioma en el que jugaremos, ya sea en unas inmensas montañas nevadas o en un multicolor bosque subtropical asiático, las combinaciones son muchas y aún lo serán más con el creador de mods que supuestamente añadirán más adelante.  Además, en este tipo de partidas la IA no está de decoración como en otros juegos,  es mucho más precisa y lógica, por lo que si no tenemos con quien jugar tampoco pasaría nada y puede suponer todo un reto también.

Los 20 mejores juegos para PC con pocos requisitos (2021)

Y acabamos con su apartado visual. Es cierto que solo he dicho maravillas del juego y sigue siendo así, sus gráficos han sido totalmente mejorados y las acciones de los personajes son más fluidas, el mundo está mucho más detallado pero se echa de menos algo más de ‘vida’ en los escenarios, pese a que el juego no se centre en ello es una pena hacer zoom a las construcciones y que a penas haya movimiento, al igual que en medio de un bosque. Aprovechando tantos cambios y mejoras para adaptar el título a las tecnologías actuales creo que hubiese estado muy bien mejorar ese apartado, aunque por supuesto no sea algo que influya en la jugabilidad en si.Análisis de Age of Empires IV 14

Conclusiones:

Age of Empires IV es un ejemplo de cómo tiene que ser un juego histórico de estrategia. Es estrategia pura, pero también es aprendizaje y diversión. No deja de lado componentes tan importantes como la trama y nos da múltiples opciones para jugar dependiendo nuestros gustos. Ha mejorado en diferentes aspectos respecto a sus antecesores utilizando la misma fórmula que triunfó en su día, aunque se echa en falta pequeñas cosas -algo que podría ser rizar el rizo si es cierto-. Es apto para cualquier tipo de jugador, algo muy valorable y que seguramente conseguirá que nuevos usuarios le den una oportunidad al género.

World’s Edge ha conseguido mejorar algo que ya era difícil de hacer y creo que, a fin de cuentas, Age of Empires IV si es el sucesor que la saga merece aunque toque algo ya visto y que quizás no se pueda tratar como una ‘secuela’. En cuanto a su contenido postlanzamiento, todo apunta a que vamos a tener el juego más completo si cabe de la popular franquicia.

Análisis de Age of Empires IV 15

source https://www.somosxbox.com/analisis-de-age-of-empires-iv/916209

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *