Directora de Amnistía Internacional para las Américas recomienda a los países que inicien investigaciones sobre la vigilancia cibernética. Llamó a implementar mecanismos legislativos respecto al caso.

La directora de Amnis­tía Internacional para las Américas, Érika Guevara Rosas, pidió este martes a los países del mundo de forma “urgente” que sus­pendan las ventas y trans­ferencias de instrumentos de vigilancia en sus terri­torios, hasta que se esta­blezca un marco regulador “adecuado” que respete los derechos humanos. La abogada fue entrevis­tada por este medio para el programa televisivo “La co­sa como es” de la periodista Edith Febles, en el marco de ofrecer detalles e informacio­nes acerca del software espía de grado militar “Pegasus”, protagonista de un escánda­lo global que se destapó hace varios días.

Dentro de las recomenda­ciones que la entidad hace a los países que han sido víc­timas del espionaje masivo, Guevara resaltó que los Es­tados deben garantizar que las personas entiendan el im­pacto que tiene este tipo de tecnología de vigilancia. “Y que por otro lado haga rendir cuentas no solo a los Estados, sino a las empresas involucradas con la creación de este tipo de tecnologías”, agregó.

La directora de la organi­zación llamó a los Estados a que “revelen información de todos los contratos pasados y en vigor o futuros que se ten­gan con empresas privadas de vigilancia”. También instó a los go­biernos se respondan las solicitudes de información que tramitan personas físi­cas y medios de comunica­ción para que no sólo se co­nozcan las consecuencias que ha tenido el uso de estos programas, sino que se gene­re un “espacio de transparen­cia”.

“Hacemos un llamado a que se implementen instru­mentos legislativos dentro de sus territorios y que limiten la vigilancia digital a personas, sobre todo con la intención de violentar sus derechos huma­nos”, expresó. Además de Israel, país natal de la empresa NSO que desa­rrolló el software espía, Gue­vara reconoció que existen otros países con empresas ca­paces de desarrollar este tipo de tecnología tales como Es­tados Unidos. “Y también a estos países estamos hacien­do el llamado”, añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *