Retro análisis de Resident Evil 4 – Xbox Series X|S 7

Retro análisis de Resident Evil 4 – Xbox Series X|S 3

Aprovechando que octubre es el mes del terror, hemos querido traeros un retro análisis muy especial, tal vez el del survival horror por excelencia: Resident Evil 4. Y decimos por excelencia porque, hasta la fecha, ha sido el único del género en llevarse el GOTY a Juego del Año. Resident Evil 4 marcó un antes y un después en la industria del videojuego en general y para el survival horror en particular, demostrando cómo un género, aparentemente encasillado, fue capaz de evolucionar, de ampliar horizontes, pero sin olvidar sus ya marcadas raíces. Así que esperamos que disfrutéis de nuestro retro análisis de Resident Evil 4 en Xbox Series X|S.

Resident Evil 4, la obra magna de Shinji Mikami

«El terror no es la cima de la colina». Shinji Mikami

Si hay una saga que esté plagada de anécdotas, esa es sin duda Resident Evil. Algo que no es de extrañar, porque ha sabido mantenerse a flote, reinventándose una vez tras otra, a lo largo de los 25 años que lleva con nosotros. Y, de todos sus juegos, Resident Evil 4 es uno de los que cuenta con un desarrollo más especial.

Para empezar, el juego inicialmente iba a tener a Hideki Kamiya como director e iba a enfocarse más hacia la fantasía y acción puras. La idea no encajó con la visión que Mikami tenía para el juego, pero no se descartó, sino que el propio Kamiya acabó refoconvirtiéndola en otra de las grandes sagas de Capcom: Devil May Cry. Aun así, Mikami era consciente de que, con tres juegos a sus espaldas de la saga, era necesario que Resident Evil 4 cambiara y virara más hacia la acción, para que encajara con los gustos que estaban poco a poco imperando en el mercado de los videojuegos.

Pero, sin duda, la anécdota más irónica de todas es que Resident Evil 4 pudo haber sido exclusivo de la primera Xbox. No obstante, tras una desastrosa entrevista con el equipo de marketing, el juego fue a parar a manos de Nintendo y no llegaría a Xbox hasta 2011. Irónicamente, ahora Shinji Mikami y su estudio, Tango Gameworks, forman parte de Xbox Game Studios. Y también es muy probable que, a pesar de que el propio Mikami haya comentado en alguna ocasión que se encuentra en el ocaso de su carrera, haya espacio para más títulos creados por él en el ecosistema de Microsoft; y quizá el primero de ellos sea The Evil Within 3.

De Raccoon City a Las Plagas de España: retro análisis de Resident Evil 4 – Xbox Series X|S

Es muy probable que, a estas alturas, conozcáis de sobra tanto la historia como la jugabilidad de Resident Evil 4. Así que simplemente aprovecharemos para destacar los puntos clave del juego, tanto buenos como malos, para que sepáis a qué os enfrentáis en caso de que todavía no le hayáis dado una oportunidad.

Resident Evil 4 retoma a Leon S. Kennedy como protagonista, aunque presentándonos esta vez una campaña en solitario. Después del desastre de Raccoon City, Leon se convierte en agente secreto y recibe una misión de lo más peligrosa: rescatar a la hija del Presidente Graham, Ashley, de la secta de Los Iluminados, que se encuentra secuestrada e un pueblo abandonado de la España profunda. Lo que inicialmente pareciera una misión rápida, poco a poco se convertirá en algo más peligroso, especialmente cuando Leon empiece a ser consciente de que lo ocurrido en Raccoon City pueda estar relacionado.

El juego, como bien explica Mikami, supone un punto de ruptura respecto a los títulos anteriores. Se trata del primer juego de la saga que pasa de cámaras fijas a cámaras por encima del hombro; cambio que se ha mantenido hasta la actualidad. También se orienta claramente hacia la acción en vez de hacia el terror, además de demostrar claramente el salto generacional al lanzarse inicialmente en 2005 para Nintendo Gamecube.

Para empezar, Leon es un protagonista mucho más ágil de lo que lo fueron Chris, Jill, Claire y el propio Leon en Resident Evil 2. En esta ocasión podemos esquivar o interactuar con el entorno de formas más variadas que en los juegos anteriores y aprovechar más las zonas que nos rodean, bastante más abiertas que en las entregas con cámaras fijas. Esto también se observa en los enemigos, que aparecen en mayor cantidad y variedad, así como en las armas y munición, que no escasean a lo largo de la aventura. Mikami también ofrece un respiro en esta entrega cambiando el tipo de inventario, mucho más amplio y donde podremos guardar (hasta que nos quedemos sin hueco y nos toque ampliarlo) todo lo que nos encontremos: desde hierbas hasta munición, armas, huevos, lanzacohetes o lo que encontremos. Los puzzles vuelven a ser uno de los elementos más importantes del juego, siendo bastante variados, numerosos y logrados.

Retro análisis de Resident Evil 4 – Xbox Series X|S 4

Las Plagas de Resident Evil 4 son uno de los enemigos más icónicos de la saga.

Pese a esto, en la práctica es un juego que puede resultar algo correoso para los jugadores de hoy en día; especialmente si no lo habéis jugado hasta ahora. Los enfrentamientos con las hordas de enemigos llegan a desesperar y no dan lugar a tregua al jugador, porque rara vez encontraremos zonas de descanso. Mikami es experto en desesperar y agotar mentalmente al jugador, lo que podéis comprobar tanto en este título como en The Evil Within. Así que, si queréis darle una oportunidad ahora mismo, tened presente que es un juego de 2005, pudiendo ser algo difícil (e injusto) para los gustos de hoy en día, en según qué momentos.

El juego no cuenta con un sistema de dificultad, sino con una dificultad que se modula sola en función de nuestras habilidades ; como, por ejemplo, ocurre en Amnesia: The Dark Descent. Así que mucha suerte si sois hábiles con el mando, porque el juego os pondrá las cosas un poco más difíciles. En este sentido, Resident Evil 5 ha envejecido mucho mejor que Resident Evil 4, siendo una versión más pulida del título de Mikami en cuanto a gameplay se refiere.

Si de desesperación hablamos, no podemos olvidar a ese personaje que los fans probablemente recuerden con escalofríos y estrés postraumático: Ashley Graham, personaje que no se limita a acompañarnos durante la aventura, sino que nos hace la vida imposible al tener que cuidar de ella. Probablemente las zonas en las que tengamos que rescatarla sean las más tediosas del juego y es muy probable que deseéis que Los Iluminados se la lleven para siempre. Pero no habrá nada que se resista a un rifle de francotirador. Si finalmente Resident Evil 4 Remake está en camino, esperamos que le den un lavado de cara a Ashley Graham y que logre ser un personaje algo más maduro y que nos sea de ayuda real, siguiendo la estela de Moira o Natalia en Resident Evil Revelations 2.

Uno de los mejores puntos que ofrece Resident Evil 4 es su rejugabilidad y, como suele ocurrir en todos los títulos de la saga, Resident Evil 4 empieza cuando ya te has pasado el juego por primera vez, Chicago Typewriter en mano, vestido de mafioso de los años 20 y con Ashley equipada con la armadura medieval. Es entonces cuando Resident Evil 4 se convierte en un título de lo más disfrutable. Además, después de nuestra primera vuelta, el juego nos ofrece mejores armas y contenido post game, así que si queréis disfrutar del juego de verdad no tendréis más remedio que pasároslo y rejugarlo.

Retro análisis de Resident Evil 4 – Xbox Series X|S 5

Los puzzles destacan por su variedad y numerosidad.

Personajes, Plagas e historia, el sobresaliente de Resident Evil 4

Dejando de lado su jugabilidad, lo cierto es que Resident Evil 4 sigue siendo memorable a día de hoy por su historia, ambientación y personajes. En esta entrega abandonamos por fin las Montañas Arklay de Resident Evil y Resident Evil Zero, la Raccoon City de Resident Evil 2 y 3 y la oscura Isla Rockfort de Resident Evil Code: Veronica, para conocer los parajes abiertos y diurnos de España. Aunque este cambio pueda pasar por alto, no debería, porque ese cambio de escenario es lo primero que notamos y lo que nos demuestra que estamos ante un juego distinto.

Los enemigos y personajes de Resident Evil 4 han pasado a la historia como unos de los mejores de la saga y razones no les faltan. Mikami consiguió darle una vuelta al terror que pudieran infundirnos los villanos, pasando de los zombies de George Romero al Leatherface de Tobe Hopper. En esta ocasión no hay no-muertos provocados por un virus, sino una plaga que convierte a sus huéspedes en verdaderos psicópatas. El equipo de Capcom hizo un diseño excelente creando a estos seres, de los que especialmente tenemos que destacar a los abominables Dr. Salvador y las Hermanas Bella, cuyas motosierras aún provocan pesadillas, los Ganado, los Desgarradores y por supuesto los inolvidables Regeneradores.

Tampoco podemos pasar por alto los jefes, que nos dejan algunos de los mejores combates de la saga. Bitores Mendez nos lo hará pasar realmente mal en el granero, mientras que otros, como U3 o el Líder de los Iluminados y su gatling, acabarán por méritos propios en el ranking de los bosses más desesperantes de Resident Evil.

Estos son los 8 mejores bosses de Resident Evil

La historia no sería nada sin sus héroes y en este no pueden faltar. En Resident Evil 4 vemos un Leon más maduro y descarado, lejos de aquel policía novato de Raccoon City. Además el juego permite que conozcamos mejor su pasado gracias a otros personajes como Jack Krauser. Y, por supuesto, una historia con Leon de protagonista no sería nada sin Ada Wong salvándole el pellejo, de quien además podemos disfrutar gracias al contenido post game. Por supuesto, el Buhonero se ha convertido en uno de los emblemas del juego y esperamos verlo también en el remake.

Como ya ocurriera en Resident Evil Village, el pueblo juega un papel fundamental en Resident Evil 4. Las diferentes zonas, especialmente las del principio, están muy bien diseñadas y son una parte más del juego. El diseño está sumamente logrado, contrastando muy bien las ambientaciones paupérrimas, decadentes, grises y abandonadas del pueblo con el lujo y los ornamentos del Castillo de los Iluminados. Shinji Mikami, como no podía ser de otra forma, fusiona muy bien los elementos góticos en el juego, además de presentar unos personajes físicamente repulsivos y salvajes, a merced de Las Plagas.

También se agradece la amplia duración del juego, pues se trata de uno de los más largos de la franquicia. No resulta repetitivo en este aspecto, porque siempre iremos descubriendo nuevas zonas y enemigos. Y no solo eso, sino que, una vez finalizado el juego, podemos disfrutar de su contenido post game, como los modos Mercenarios y Separate Ways o Assingment Ada, donde descubriremos parte de la historia desde el punto de vista de Ada Wong.

Resulta inevitable retro analizar Resident Evil 4 en Xbox Series X|S sin tener en cuenta Resident Evil Village; juego que podría considerarse la precuela espiritual del remake de la cuarta entrega. Los paralelismos son más que evidentes tanto en la ambientación como en los personajes, con un Duque que toma el testigo del Buhonero, llegando incluso a mencionar que le conoce. La jugabilidad también es bastante similar, destacando el inventario y el contenido post-game. Incluso Resident Evil Village pudo haber contado con Ada Wong, pero finalmente se descartó por no encajar demasiado en la trama del juego. Así que tal vez sus diseños se reutilicen finalmente para Resident Evil 4 Remake, porque sería un total desperdicio no poder disfrutarlos.

¿Y qué tal Resident Evil 4 en pleno 2021?

Existe una importante discrepancia respecto a lo que supone jugar a Resident Evil 4 en 2021. Para algunos, no es un juego que necesite un remake, porque Resident Evil Code: Veronica tendría prioridad. Para otros, es necesario darle una vuelta a la jugabilidad y adaptarla a la nueva generación de consolas. Para nosotros, Resident Evil 4 fue y sigue siendo un clásico, pero le vendrá de perlas un remake adaptado a los nuevos gustos y exigencias del mercado de jugadores. Incluso por delante de Resident Evil Code: Veronica, porque a fin de cuentas los survival horror clásicos, con cámaras fijas y movimientos limitados, han envejecido mejor que los de las siguientes generaciones. El propio Resident Evil Code: Veronica es un claro ejemplo de ello, a pesar de ser, de lejos, el más difícil de toda la saga.

Retro análisis de Resident Evil 4 – Xbox Series X|S 6

Los parecidos con Village, que parece un preludio de Resident Evil 4 Remake, son inevitables.

Que esto no os eche para atrás para disfrutar de Resident Evil 4, porque no deja de ser un clasicazo y una joya para los amantes del género. Es cierto que, si decidís darle una oportunidad, tendréis que hacerlo con la mente bastante abierta y teniendo en cuenta todo lo que os hemos contado. Pero seamos sinceros, Resident Evil 4 sigue siendo una maravilla. Su historia, villanos, personajes y todo lo que le rodea han hecho del título uno de los grandes imperdibles del género. Pese a no haber envejecido demasiado bien, continúa siendo un referente del género y un juego que marcó un antes y un después al lanzarse al mercado. Ahora solo queda esperar que Resident Evil 4 Remake sea una realidad y que, quién sabe, recoja el testigo de su predecesor llevándose el GOTY.

source https://www.somosxbox.com/retro-analisis-de-resident-evil-4-xbox-series-xs/914994

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *