Análisis de UnMetal – Xbox One

No podemos negar que la Saga Metal Gear es una de las sagas más icónicas e influyentes del género de acción y sigilo, ya que, desde su primera entrega en 1987 nos mostraba una historia madura, lo cual no era muy común por aquel entonces, demostrando que historia y jugabilidad podían ir de la mano, generando así una experiencia redonda.

Y es allí a donde nos remontaremos, a las dos entregas lanzadas de MSX: Metal Gear y Metal Gear 2: Solid Snake. En ellos debíamos de infiltrarnos en una base militar y descubrir los malvados planes que se llevaban acabo en su interior. En caso de que alguno de vosotros no lo hayáis probado, podéis hacerlo a través de la retrocompatibilidad, ya que se encuentran incluidos en Metal Gear Solid 3 que están disponible en la Store de Microsoft.

Todos estos prolegómenos nos ponen en situación y le dan sentido al juego que hoy vamos a analizar, UnMetal. Un juego que homenajea a esta saga y que desprende su propia personalidad y carisma. Desarrollado por UnEpic, publicado por Versus Evil y que se encuentra disponible en nuestras Xbox.

Análisis de UnMetal – Xbox One

Un Crimen Que No He Cometido

Todo comienza en 1972, cuando cuatro de los mejores hombres que formaban un comando arrestaron a Jesse Fox, nuestro protagonista, por un crimen que no había cometido. Con este peculiar guiño a la serie de televisión de los 80 (El Equipo A) comienza una de las historias más divertidas e hilarantes de las que he podido disfrutar en mis años como jugadora.

El eje central de la historia de UnMetal es un interrogatorio en el que Jesse Fox relata cómo consiguió escapar de la prisión donde se encontraba cautivo. Esta forma de enfocar la historia permite que el jugador influya en el propio relato, pudiendo modificarlo, ya que es en sí un recuerdo que podremos alterar según nos plazca y que puede dar lugar a desternillantes situaciones.

Análisis de UnMetal – Xbox One

A lo largo de su fuga, Jesse irá conociendo a otros prisioneros, los cuales le prestarán su ayuda para escapar y descubrir los malvados planes que se ocultan en la base. Bajo esta premisa se nos presenta una historia con una fuerte carga humorística, pero que en el fondo sigue siendo una historia seria que homenajea al cine y a las aventuras de acción y sigilo de los años 80, con mucho acierto, carisma y personalidad propia.

Análisis de UnMetal – Xbox One

¿Esto Huele A Cloroformo?

Como podéis ver en las imágenes, la jugabilidad de UnMetal se inspira de manera directa en Metal Gear de MSX. En el juego controlaremos directamente a Jesse y tendremos total libertad para movernos por el escenario. Jesse podrá atacar, rodar, esconderse y hacer todo tipo de artimañas para poder escapar.

Dispondremos de un inventario limitado que nos servirá para gestionar nuestras armas y otros elementos que encontraremos por el escenario, como vendas para parar las hemorragias, botiquines para restablecer la salud o monedas brillantes para distraer a los guardias. El inventario es una pieza clave para progresar en la aventura, ya que en el combinaremos objetos que darán como resultado nuevos artilugios o armas para solventar situaciones y puzzles.

Análisis de UnMetal – Xbox One

En este punto también cabe remarcar que la propia narrativa forma también parte de la jugabilidad, ya que es el jugador el que en numerosas ocasiones decide cuál va a ser el rumbo de la historia en un momento concreto, generando momentos tremendamente divertidos.

Pero no estaremos solos en esta historia, ya que podremos recibir ayuda por medio de mensajes de radio con nuestros aliados. A lo largo de nuestra aventura nos encontraremos con cientos de soldados con una inteligencia artificial que encaja a la perfección con el tipo de aventura a la que está rindiendo tributo. Los enemigos darán la alarma si nos ven, al igual que las cámaras, investigarán los sonidos o seguirán nuestro rastro de sangre si no nos curamos una hemorragia.

Análisis de UnMetal – Xbox One

Nuestro personaje irá subiendo de nivel conforme derrotemos a enemigos sin ser vistos. A medida subamos de nivel podremos ir seleccionando una nueva habilidad para Jesse, teniendo que decidir entre dos opciones y perdiendo una de ellas para siempre.

En este aspecto lo único achacable serían algunos picos de dificultad en unos jefes de fase concretos. Y es que, hasta que no aprendemos bien su patrón de ataque, estaremos condenados a morir una y otra vez. Pero que esto no os desanime, pues vencerlos nos otorga una sensación de satisfacción propia de un héroe de acción.

Análisis de UnMetal – Xbox One

Engaña, Adáptate, Pero Escapa

Visualmente UnMetal no sorprenderá a nadie, pero es que no lo necesita, ya que el juego rinde tributo a uno de los apartados gráficos más punteros que se podían conseguir en 1987. Nos encontramos ante una aventura con un estilo pixel art que nos retrotrae a los gráficos de hace más de treinta años, pero aún así mostrándonos un aspecto fresco y suavizado.

Análisis de UnMetal – Xbox One

En el aspecto sonoro, UnMetal da un golpe sobre la mesa y nos trae uno de los mejores doblajes al castellano que he podido disfrutar en un videojuego. Con unas acertadísimas voces para todos los personajes y sobre todo para nuestro protagonista Jesse.

La banda sonora y los efectos de sonido tampoco se quedan atrás, ya que se complementan a la perfección con la calidad del doblaje, mostrándonos melodías que casan a la perfección con cada una de las situaciones mostradas.

Análisis de UnMetal – Xbox One

Conclusión

UnMetal es un juego redondo, ya que consigue todo lo que se propone, contarnos una trama madura de forma muy peculiar, en el que la diversión y el ingenio son el eje central. A su vez rinde tributo a la cultura popular y a su inspiración Metal Gear, ofreciéndonos una jugabilidad magnífica y un doblaje asombroso, que podéis disfrutar a lo largo de sus más de ocho horas de duración.

source https://www.somosxbox.com/analisis-de-unmetal-xbox-one/915168

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *