Análisis de Back 4 Blood

Turtle Rock Studios ha estado los últimos años tratando de volver a la senda del éxito. Tras ofrecernos dos de las experiencias cooperativas más divertidas de la industria del videojuego, el estudio se dio de bruces con la realidad con la salida de Evolve, un título que contaba con grandes ideas, pero que a la hora de aplicarlas fracasaba estrepitosamente debido a determinadas circunstancias.

Ahora, la gente de Turtle Rock vuelve a sus raíces, ofreciendo un título que, para muchos, ha sido bautizado como Left 4 Dead 3, palabras mayúsculas dada la calidad de las dos anteriores entregas de la franquicia de Valve. ¿Conseguirá el estudio cumplir las expectativas generadas? Os lo contamos a continuación en nuestro análisis de Back 4 Blood para Xbox Series X.

nuevos juegos optimizados para Xbox Series X|S

Objetivo: Sobrevivir

Back 4 Blood centra su propuesta principal en un modo campaña dividido en cuatro actos, con un buen número de capítulos en su haber. La gente de Turtle Rock Studios ha seguido la misma estructura que construyó en su momento para Left 4 Dead, ofreciéndonos un modo campaña en el que lo que predomina no es el trasfondo (reducido a la mínima expresión), sino el objetivo, que es ni más ni menos que sobrevivir.

En el momento en el que nos pongamos manos a la obra, nuestra misión no será otra que la de llegar a las diferentes zonas seguras, para lo cual deberemos de enfrentarnos a multitud de zombis, y donde el juego en equipo no será una opción, sino la única forma de lograr llegar vivos hasta la siguiente zona.

El juego nos ofrece la posibilidad de jugar este modo campaña tanto en solitario como acompañado. Aunque la aventura se puede completar sin la necesidad de contar con nadie más, es algo que nosotros nos recomendamos en absoluto por varios motivos. En primer lugar, porque el modo solitario no nos permitirá desbloquear ninguna mejora ni obtener ningún tipo de progreso, algo que, como veremos más adelante, es fundamental para la experiencia que ha creado la gente de Turtle Rock. Y, en segundo lugar, por la Inteligencia Artificial aliada.

Lejos de encontrarnos ante una IA competente, jugar en solitario a Back 4 Blood en sus modos de dificultad más altos se torna una empresa prácticamente imposible. No solo porque el comportamiento a la hora de enfrentar a los enemigos es bastante deficiente, sino también porque hay ocasiones en las que los aliados se nos colocarán de bruces, algo que, teniendo en cuenta que en los niveles más elevados hay fuego amigo, puede resultar en echar a perder la partida de la forma más absurda posible.

Análisis de Back 4 Blood

Mejor en compañía

No obstante, la experiencia cambia enormemente cuando pasamos a jugar con otros tres amigos o hacemos uso del matchmaking, que nos permitirá la opción de jugar con usuarios de PC y PlayStation, siempre y cuando tengamos el crossplay activado. Antes de entrar a valorar la experiencia jugable en este sentido, nos parece importante destacar que el funcionamiento del Matchmaking es algo irregular, ya que han sido varias las ocasiones en las que, teniendo una party de 4 jugadores, el juego tardaba un buen rato en “buscar” partida y en meternos dentro de la campaña.

Realizado este pequeño apunte, en términos jugables la experiencia con amigos cambia enormemente respecto a lo visto en el modo en solitario. Al empezar a jugar con conocidos, es imposible no volver a sentir que estamos en el año 2009 y que tendremos que acabar con los boomer, Witch y cia.

La experiencia, como hemos dicho anteriormente, consistirá en ir abriéndonos paso ante la horda de enemigos que enfrentemos, pero con un punto estratégico mucho más acusado que el visto en las anteriores entregas cooperativas de Turtle Rock Studios. Esto se debe, primero gracias al diseño de niveles, que en esta ocasión se ha visto mejorado respecto a lo visto anteriormente; y segundo, debido al elemento procedural que ha sido incluido en el juego.

Análisis de Back 4 Blood - Xbox Series X 4

En otros títulos del género, de tanto repetir los mapas de la campaña, los jugadores sabían a ciencia cierta donde se encontraban los enemigos, botiquines, cajas, etc. No obstante, todo eso cambia en Back 4 Blood. Ahora los elementos que podemos coger en el mapa no solo cambiarán entre partida y partida, sino que también ocurrirá lo mismo con la generación de enemigos.

Esto supone un gran punto a favor en términos de rejugabilidad, ya que ninguna partida será igual que la anterior en cuanto a localización de enemigos y la posibilidad de recoger un arma u otra, o de hacernos con munición cuando sea necesario. Aunque eso sí, es importante destacar un pero de gran importancia. La dificultad del título se vuelve abrumadora en determinados momentos, tanto en veterano como en pesadilla, e incluso en algunas ocasiones en principiante.

Varias veces nos hemos topado con una ingente cantidad de enemigos “especiales” en los primeros compases de los niveles, lo que supone un escollo muy grande para el devenir de la partida, sobre todo porque, al generar proceduralmente los botiquines y estaciones de curación, habrá ocasiones en las que no podamos curarnos hasta momentos muy avanzados de la partida.

Impresiones de Back 4 Blood

Pero lo peor en este sentido es cuando debemos hacer frente a una horda. No entendemos que, en un determinado momento en el que tenemos que hacer frente a uno de los jefes finales que hay en el juego, también tengamos que combatir contra 3 grandullones, 4 apestosos y 4 explosivos, todo ello sin llegar a avanzar del puesto en el que nos encontramos. Además, si a eso le sumamos la cantidad de vida que quitan los zombis comunes, y el efecto de “ralentización” que nos provocan, convierten esos momentos en un infierno.

Quitando estos momentos de frustración, la experiencia es realmente satisfactoria, sobre todo porque Back 4 Blood no es, o no nos ha parecido, un juego en el que premie el mata-mata, sino que requiere un planteamiento más táctico que lo visto en otros juegos del género, en parte también al sistema procedural del que hemos hablado.

Análisis de Back 4 Blood

Todo a una mano

En nuestras impresiones de Back 4 Blood os hablamos de la importancia que podría tener el sistema de cartas que se ha introducido en el título, y efectivamente así es en el juego final. Aunque en un primer momento podría sentirse que la inclusión de este sistema puede ser algo tediosa, lo cierto es que conforme vayamos jugando agradeceremos su inclusión.

Gracias a esto, y al contrario de lo ocurrido en otros títulos del género, sentimos que realmente existe un sistema de progresión. La construcción de los mazos nos proporcionará un control prácticamente absoluto de cómo queremos que sea nuestro personaje durante las partidas, centrándolo en ataques a distancia, cuerpo a cuerpo o haciendo uso de granadas y cócteles molotov.

Precisamente, la utilización de estos mazos será realmente importante cuando nos aventuremos en los niveles de dificultad más elevados, ya que sin ellas difícilmente seremos capaces de terminar la campaña sin caer una y otra vez en el intento.

Análisis de Back 4 Blood

En términos jugables, Back 4 Blood se comporta correctamente a los mandos. A pesar de estar lejos de contar con un gunplay parecido al visto en títulos como Call of Duty o Battlefield, lo cierto es que Turtle Rock Studios ha acertado en términos de jugabilidad. No obstante, esta dista de ser perfecta, especialmente tal y como la encontramos por defecto. Para tener una experiencia perfecta, desde aquí recomendamos encarecidamente desactivar el autoapuntado, excesivo en varias ocasiones, y retocar algo la sensibilidad lateral, dotándole de un poco más de velocidad.

Finalmente, nos gustaría destacar, una vez más, la sensación de diversidad que encontramos en las partidas, gracias a la inclusión de los diferentes niveles en las armas. Una vez más, la inclusión de un sistema normalmente criticado, supone todo un acierto en la propuesta del juego, permitiendo que nunca tengamos la sensación de contar con el arma definitiva.

Análisis de Back 4 Blood

Un diseño convincente

Back 4 Blood cuenta con un aspecto gráfico bastante resultón. Lejos de encontrarnos ante un referente gráfico, la gente de Turtle Rock ha dotado al juego de un apartado estético muy variado y con un uso de la paleta de colores que acaba entrando por los ojos. Además, si a eso le sumamos que en Xbox Series X el juego corre a 4K y 60fps, esto supone que tengamos una experiencia visual fantástica.

En términos de audio, el juego llega localizado completamente al castellano, contando tanto con texto como con voces en perfecto castellano, algo que se agradece y que supone un punto más a favor para destacar el título a nivel audiovisual. No obstante, echamos en falta un poco más de ese humor que encontrábamos en la franquicia Left 4 Dead, que, si bien aquí está presente, parece quedar algo más desapercibido.

Impresiones de Back 4 Blood

Conclusiones

Back 4 Blood es un gran juego cooperativo. El título no solo es capaz de ofrecer una experiencia satisfactoria a los mandos, sino que también cuenta con un gran sentido de la rejugabilidad, lo que sin duda alguna son buenas noticias para los amantes de este tipo de juegos. Además, la gente de Turtle Rock ha introducido con maestría algunos elementos que son duramente criticados en otras ocasiones, algo que desde aquí ponemos en valor.

No obstante, no todo es perfecto en este apocalipsis zombi. El sistema de cartas resulta confuso de primeras, y el juego no cuenta con una forma visual de explicarlo a los menos entusiastas. Por otro lado, es incomprensible que al jugar la aventura en solitario no consigamos ningún tipo de progreso, algo que desde el propio estudio ya han confirmado que están trabajando para ponerle solución.

Finalmente, hay que destacar la dificultad del título. Si bien el juego está pensado de manera para generar tensión y sacar el mayor partido a su propuesta jugable, hay ocasiones en las que en las dificultades inferiores la lucha se vuelve un completo desmadre, sin posibilidad alguna de alzarse con la victoria dada la cantidad de enemigos a la que debemos hacer frente.

source https://www.somosxbox.com/analisis-de-back-4-blood-xbox-series-x/915663

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *